¿Qué se necesita para crear un juego ambientado hace 10.000 años?

La creación de un nuevo lenguaje, el lenguaje Wenja, basado en el lenguaje proto-europeo, fue esencial para el proceso y para alcanzar el nivel de realismo que queríamos para el juego.