Torre del Herrero

La Torre del Herrero es una brillante mezcla de metal intenso y piedra, un testimonio de las Creaciones de Shantiri, a Arkath, el Dios Dragón del Fuego y los herreros Dwarven quienes ciertamente tuvieron un importante rol en su construcción. Un clan entero de Herreros Dwarves, eran setecientos, hicieron un peregrinaje a la torre después su construcción, para rendirle homenaje y admirar su tremenda belleza. Fender, el ilustre armero del clan, ha llorado de alegría al tocar el edificio. Se dice que una de sus lágrimas se ha transformado en llama de oro gracias a la magia de la torre. Él llevó la lágrima en una cadena alrededor de su cuello y la ha legado a sus herederos. El collar se sigue llevando hoy en día, y se dice que da el coraje de Arkath a aquel que lo porte.



Reporte de Batalla

La Torre del Fuego se ha encontrado gracias a los rituales que el Consejo ha preparado. La Torre está en efecto ocupada por el Demonio Arquero, el Principe Phirias, quien ha puesto a sus subordinados a realizar la tarea de colocar protecciones contra el Caos en la base de la Torre y a lo largo de los parapetos. Una vez más, la información proporcionada por el renegado, Hakeem, se ha comprobado. Los archivos confirman que efectivamente se trata de la Torre del Herrero, construida por los Shantiris hace milenios por una razón desconocida. Debemos recuperarla rápidamente, ya que Phirias usa la torre como un amplificador mágico para volver locos nuestros oficiales, dirigiendo nuestras tropas a la autodestrucción antes de que puedan llegar al campo de batalla.