Hemos sospechado desde hace un tiempo que Dhamiria, una hechicera Elemental de gran talento, ha estado colaborando con un grupo de magos renegados en un intento para convocar a los demonios, pero resulta que esas sospechas estaban lejos de la realidad. Dhamiria es un súcubo.

Varios asistentes marginados de las Siete Ciudades, acusados de ser hechiceros, estaban buscando un lugar tranquilo para llevar a cabo sus investigaciones mágicas, este grupo de alguna manera fue atraído a una mansión destrozada por la seductora Dhamiria, gran propiedad heredada de su prestigio familiar. Ella se comprometió a aconsejarlos y protegerlos de las fuerzas externas, mientras estudiaban las fuerzas del Caos. Es posible que les revelara su verdadera identidad para demostrar su indiscutible superioridad en las artes caóticas. Aunque mantuvo su parte del trato, el precio era alto. Algunos pensaban que era demasiado y trataron de huir, pero este Demonio dejó claro que no era una opción.

Nuestros espías informaron que a través de meses de experimentación, los hechiceros estaban cada vez más frustrados por sus esfuerzos para complacer a su nueva señora. Dhamiria nunca estaba satisfecha y sistemáticamente los menospreciaba como incompetente, incapaz de dominar las sutilezas del Caos, como llamar a los demonios sin ningun esfuerzo. Uno de los hechiceros segun se informa, se volvió loco por la frustración que suponia, que ella destruyera sus creaciones diarimente las noches antes de la cena.

Rastreamos a Dhamiria de nuevo a su habitación y la oí murmurar para sí misma en el punto mas álgido de sus pensamientos. Entonces todo tenía sentido. Los hechiceros en sí eran el experimento. Durante todo este tiempo, Dhamiria había estado llevando a cabo su perversa investigación sobre los desventurados magos, empujándolos al borde de la locura para su propio estudio.

Inicialmente se temía una alianza entre Dhamiria y una escuela prohibida y marginada de Demonios Invocadores, pero parece bastante improbable que este sea realmente el caso. Ella los está usandopara un terrible proposito. El Imperio debe tener cuidado de no cruzarse con las hermosas Succubus ... ella es demasiado inteligente para cualquiera de nosotros.

Dhamiria juega con hechizos de Fuego y Tierra y puede sacar tarjetas directamente de las manos de su oponente. ¿La quieres de tu lado?