¡Muy buenas!

Somos conscientes de un problema en curso en el que una actualización forzada en Xbox One impide que los jugadores se conecten al juego.

[ACTUALIZACIÓN] El problema ya debería estar resuelto. Una nueva versión del juego está siendo implementada para los jugadores de Xbox One. Esta versión reemplaza la anterior que fue lanzada por error el viernes de la semana pasada debido a un fallo en la transferencia. Una vez hayáis instalado este parche, podréis acceder al juego con normalidad.

En el caso de encontrar otro error durante la actualización, por favor, instalad el juego de nuevo.

Sentimos las molestias ocasionadas.