Cuando reconfiguras un objeto, que el resultante siempre sea mejor que el original, no tiene sentido reconfigurar un arma exótica de nivel 500 y que te la convierta en otra de 450.