PREPARANDO EL TERRENO

Han pasado siete meses desde los acontecimientos de Manhattan. Atrás quedan el largo invierno, las calles nevadas de Nueva York y las Navidades. Sin embargo, la tensión está más presente que nunca. La gripe del dólar ha llegado a la costa este y ha arrasado una de las ciudades más importantes del territorio norteamericano. El verano es tórrido, el sol no da tegua y, a medida que pasa el tiempo, la naturaleza comienza a adueñarse de la ciudad.

Visita la página web para leer la noticia completa.